lunes, 6 de febrero de 2012

¿EL FIN DEL CONFLICTO MAJES SIGUAS II?



Salió la resolución aclaratoria de la sentencia del Tribunal Constitucional en el caso Majes Siguas II y de ella se desprenden, principalmente, tres conclusiones: 1) no se puede construir la represa de Angostura mientras no se haga el Estudio de Balance Hídrico Integral (EBHI), 2) se convalida el Estudio de Impacto Ambiental y 3) efectivamente las Comunidades Campesinas de Espinar tienen derecho a la Consulta Previa pero no dentro de este proceso de amparo.

Respecto a lo primero, lo que fue algarabía para el Gobierno Regional de Arequipa cuando salió la sentencia el día 08 de noviembre del 2011, se convirtió en decepción y preocupación. Juan Manuel Guillén y AUTODEMA sabían, por una cuestión lógica, que debía realizarse el EBHI antes de construirse esa represa y que no bastaba un Estudio de Confrontación de Oferta y Demanda Hídrica para darle un sustento técnico a su proyecto. Fredy Rozas y Benjamín Carrasco, voceros políticos del Gobierno Regional de Arequipa, expresaron su ira a través de su programa de televisión, Fuego Cruzado, donde no dudan en lanzar frases discriminatorias en contra Espinar y el Gobierno Regional de Cusco sin darse cuenta que así atizan irresponsablemente el conflicto social.

Respecto a lo segundo, no deja de preocupar que se haya convalidado el Estudio de Impacto Ambiental y de acuerdo al Alcalde de Espinar, Óscar Mollohuanca, éste sería un argumento para recurrir a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). No le falta razón.

Respecto a lo tercero, el Instituto de Defensa Legal (IDL) y la Vicaría de Sicuani son de la opinión que con esta aclaración, el Tribunal Constitucional deja desprotegido el Derecho a la Consulta de las Comunidades Campesinas una vez más. Juan Carlos Ruiz, constitucionalista del IDL, afirma que éste también sería un argumento para recurrir a la CIDH.

Se llega así a la disyuntiva: aceptar la sentencia y entrar a la realización del Estudio de Balance Hídrico Integral o recurrir la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Para responder a esta pregunta, la sociedad civil en Espinar se reunió una vez más con el Presidente Regional, Jorge Acurio, el pasado 01 de febrero. En esta reunión, acordaron finalmente entrar al EBHI y esperar la convocatoria del Presidente de la PCM. La decisión se toma sabiendo que habrá un primer debate técnico sobre los términos de referencia, dentro del cual, Cusco será lo más riguroso posible y sabiendo que hay una acción de amparo en el Juzgado de Espinar exigiendo la Consulta Previa que fue iniciado todavía en el año 2010 por la Federación Unificada de Campesinos de Espinar (FUCAE) y que debe llegar también a una sentencia del Tribunal Constitucional.

No suena ningún tambor de conflicto en este momento porque la aclaración del Tribunal termina encausando las tensiones dentro de una mesa de negociaciones que estará conformada por la PCM, el Gobierno Regional de Arequipa y el Gobierno Regional de Cusco, dentro de éste los técnicos de la Municipalidad Provincial de Espinar. La resolución termina generando un consenso sobre la base del respeto a los derechos humanos y por tanto termina siendo legitimada, generando un clima de confianza que aunque no sea total, es suficiente para abrir una nueva etapa. Esto no quiere decir que se disiparon las tensiones, quiere decir que las tensiones ya no estarán en las calles sino en la mesa de trabajo con un rumbo institucional.

Desde esta tribuna se tiene la convicción de que en la cuenca alta del Apurímac, donde nace esa maravilla natural que es el Río Amazonas, no existe la suficiente cantidad de agua para las represas de Lluta y Lluclla y para el proyecto agro exportador, pero sostener esa convicción sería igual de extremo que la posición del Gobierno Regional de Arequipa. Que sean los técnicos quienes lo definan.

La cosa no será fácil porque además del tema de Derechos Humanos que fue resuelto por el Tribunal Constitucional, una denuncia acaba de ser admitida por una Fiscalía en Arequipa en el entendido que el proyecto Majes Siguas II se habría implementado en base a información falsa lo que constituiría el delito de falsedad ideológica. Con esto se abre un flanco en materia penal que el Señor Presidente Juan Manuel Guillén tendrá que lidiar. Esta denuncia fue elaborada por dos profesionales cusqueños sin la coordinación con el Gobierno Regional de Cusco o el Gobierno Local de Espinar y con toda seguridad dará mucho que hablar porque se desarrollará, a la par, con el EBHI.

Aunque hay cierta tranquilidad, la resolución no es para celebrarla, quedan por delante todavía un par de años por lo menos para que se realice ese estudio, seguramente con la participación de expertos internacionales que digan de una vez por todas la verdad sobre la disposición de agua en el Apurímac sin la parcialización del Presidente de la República, Pro inversión y la Autoridad Nacional del Agua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario