viernes, 28 de octubre de 2011

XSTRATA ESTÁ EN ESPINAR. ¿...Y DÓNDE ESTÁ EL ESTADO?

Muda en términos formales. Así quedo Xstrata luego del Informe de Monitoreo Ambiental presentado el pasado 28 de septiembre. No emitió comunicado alguno como suele hacerlo cuando promociona la ampliación minera Antapaccay. Sólo atinó a decir, a través de sus informativos, que éste es un estudio que no tiene validez legal e incluso que eran mentiras lo dicho por la Ing. Eike Humpel y la Vicaría de Sicuani.
Para contener los efectos del Informe, inició un nuevo recorrido por las comunidades de Espinar desde el lunes 3 de octubre. Por ejemplo, uno de sus relacionistas comunitarios, decía en la comunidad de Huarca días después del 28: “quién será pues esa señorita de Alemania”, argumentaba que las ONGs estaban detrás, que tenían siempre intereses ocultos y que “los que buenamente trabajan en Xstrata” estaban siendo objeto de ataques.
Xstrata elevó el amperaje de su publicidad superando las fronteras de la Región Cusco, por ejemplo, transmitiendo spots en Radio Programas del Perú, incluso en una oportunidad, el Diario La República adjuntó al tiraje habitual de Cusco, la revista de Xstrata por el octavo aniversario del Convenio Marco – por cierto - con fotografías que no correspondían al 2011 sino a los años pasados y con información falsa de la Planta de Lácteos que actualmente está en colapso. Todo ello tratando de minimizar, a como dé lugar, el cuestionamiento ciudadano, incluso desde antes de la presentación del Informe previniendo sus resultados.
También puso el acelerador en su estrategia política proponiéndole a los alcaldes distritales firmar convenios específicos al margen del Convenio Marco. No prosperó su idea. En su plan “B” Xstrata quizo entrar en acuerdos específicos con los alcaldes para disponer de los fondos del Convenio Marco, al margen del Comité de Gestión y de la Municipalidad Provincial, por ejemplo Xstrata, a través de Fundación Tintaya, quizo impulsar un proyecto de turismo con los municipios de Suykutambo, Coporaque y Pichigua. Efectivamente el proyecto salió adelante, el 26 de octubre se fundó la Mancomunidad Municipal Corredor Turístico de la Cuenca Alta del Apurímac, SIN Xstrata ni Fundación Tintaya. No obstante todos sus esfuerzos los relacionistas de la minera habían fracasado otra vez.
Eso no es todo, la Secretaría Técnica del Convenio Marco, también pagaría el pato. Este equipo colaboró con la presentación del Informe de Monitoreo Ambiental y tiempo atrás había denunciado casos de sobre valoración de bienes por parte de los operadores de Fundación Tintaya, había dado a conocer también que Xstrata y Fundación Tintaya no presentaron liquidaciones de muchos de los trabajos que ejecutaron entre el 2006 y 2010.
Por lo mismo resultaba incómodo y tuvo que sufrir la “asfixia” de la empresa porque ésta no cumplió con su obligación de depositar el dinero para el pago de sus sueldos mensuales y la logística de sus operaciones. En total se les adeuda tres meses de trabajo. El delito de los ocho profesionales: no ser complacientes con Xstrata como sí lo fue el anterior equipo técnico. No obstante todos sus esfuerzos,  Xstrata no logró sacarlos. La Secretaria Técnica, Economista Natalia Carlos al igual que sus compañeros, se mantuvieron y se mantienen hasta ahora en la posición estóica de seguir trabajando, impagos.
Así se llegó a la reunión del Comité de Concertación  del 20 de octubre donde se repitió la historia: se distribuyeron las invitaciones de acuerdo al reglamento. De los 37 miembros, 31 se acreditaron entre ellos Xstrata y de los 31, asistieron 19 y entre ellos, obviamente, no estaba Xstrata.
Óscar Mollohuanca, empezó resaltando la inasistencia de la empresa a los espacios de diálogo y su reticencia a informar sobre los temas: trabajo, mercado interno y principalmente medio ambiente y que esta etapa de pedir información que en buena cuenta significaba la REVISIÓN del Convenio Marco, debía terminar para que el Pueblo de Espinar se concentre exclusivamente en la REFORMULACIÓN del Convenio Marco. De este modo proponía el Alcalde que la Reformulación, de ser un proceso a social, se convirtiera en un proceso formal dentro del Comité de Concertación y que dentro de este proceso se exigiera esa información, más ahora que se tenía en manos el Informe de Eike Humpel. Fue una propuesta consensuada con la dirigencia asistente y sancionada en acta.
Como puede notar el lector, aquel Informe trajo cola en Espinar; sin embargo para el Estado peruano no pasa nada. Suponiendo que los resultados del Informe de Monitoreo Ambiental no sean ciertos y que el autor de estas líneas, sea un anti minero loco (como suelen decir algunos funcionarios de Xstrata), no hay razón para no actuar. Ese informe requiere ser negado o comprobado por el Estado peruano.
Es urgente que se realice una investigación integral recurriendo al principio precautorio instituido en la Ley General del Ambiente que ordena la actuación del Estado para evitar futuros daños ambientales aunque en el presente no se tenga una certeza científica. Hay tanta evidencia instrumental, testimonial, documental, fílmica y fotográfica de la situación ambiental en Espinar y de la actuación de Xstrata que uno se pregunta: ¿…y dónde está el Estado?... Bueno sí, hay que seguir un trámite administrativo.
Por esta razón tan humana como burocrática en el Perú, los dirigentes del FUDIE, FUCAE y AUPE junto con el Alcalde Provincial le entregaron un memorial a Ollanta con la información debidamente sistematizada y documentada. Esto fue el pasado jueves 20 de octubre cuando el Presidente estuvo en San Sebastián. En este memorial ni siquiera se exige una sanción a Xstrata sino conocer la verdad en base a un nuevo monitoreo ambiental que se realice con los protocolos y rigores de Ley con la dirección del MEM, el MINAM, y el MINSA.
Suele pasar en los conflictos sociales, que éstos estallan cuando los canales institucionales, legales y formales no funcionan, no reaccionan o no previenen a tiempo una situación y son las multitudes que reduciendo a las dirigencias sociales, toman sus propias decisiones. ¿Estará esperando eso el Estado peruano…?. Haría bien Ollanta en leer los informes que la Defensoría del Pueblo ha producido al respecto. 


Por Sergio Sullca
28/10/11 

No hay comentarios:

Publicar un comentario