miércoles, 19 de octubre de 2011

QUE VENGA DE UNA VEZ ESA SENTENCIA

¿Se podría decir que ésta sí es la recta final en el caso Majes Siguas II?. Cómo saberlo si la recta final se alarga desde junio de este año y no sería raro que llegue a diciembre.

Como fuere, el día 18 de octubre, el Tribunal Constitucional inició formalmente el debate sobre el tema de fondo: ¿se cumplió la resolución 85 de la Sala Mixta de Canchis que ordena realizar esos dos estudios de Balance Hídrico Integral y de Impacto Ambiental?. Hasta esta parte, el debate jurídico en Perú prácticamente está agotado.

Si hay lobbies, éstos ya actuaron y si tuvieron éxito, la sentencia ya está hecha a favor de Arequipa y en contra del Estado de Derecho. Lo único que le quedaría al Tribunal es la pantomima de un Magistrado ponente y un debate para el público.

Y es importante decirlo porque el Diario del Cusco hizo una denuncia grave sobre un faenón detrás de la construcción de las hidroeléctricas de Lluta y Lluclla. Esta denuncia no es materia de fondo en el caso Majes pero por su gravedad, es de igual de importante; se ha mencionado en varias oportunidades los intereses y empresas que están detrás pero de ahí a que sean los mismos impulsores del Gobierno Regional de Arequipa, los que tienen intereses económicos en Majes, ya es otra cosa. Sería un interés malsano y deleznable al que no le importa si hay muertos y heridos.

Más allá de esta denuncia que tendrá su propia lupa, lo que se tuvo en las últimas semanas es más bulla que sustancia porque el debate jurídico agotado dio paso a la guerra mediática.


En Arequipa se organizaron eventos sobre las ventajas y bondades de Majes siguas II con la presencia de expertos, técnicos y especialistas, promocionados a nivel nacional mientras que a los cusqueños no se les ocurrió mejor idea que obsequiarle a esa leyenda llamada Mick Jagger, un libro de “Espinar, la otra maravilla del Cusco”. ¿Cuál pesará más…?

Todo lo acontecido las dos últimas semanas, es un juego de imágenes que frente a la demora o cálculo del Tribunal constitucional terminaron tomando fuerza hasta formar el peor ambiente para solucionar un problema. El conflicto, de estar en calma el 28 de julio con el suficiente auspicio para ver qué se podía hacer, se puso caliente en octubre porque el Tribunal, con sus constantes postergaciones, dio espacio a la bulla más que a las propuestas.


El Tribunal Constitucional no es un gestor de conflictos, está claro, pero es sentido común, criterio, ser oportuno a la hora de dictar una resolución importante. Esto no se resolvió antes del 28 de julio, está bien, pero tiene que resolverse YA. 

Que venga de una vez esa sentencia, que se publique para bien o para mal y entrar a una próxima etapa si es de solución política en Perú o de solución jurídica en Washington. Mientras más se prolongue más se abrirán las brechas y se cerrarán las puertas entre arequipeños y cusqueños.

Sergio Sullca 19/10/11
http://sullcasurandino.blogspot.com
correo: sullkis5@hotmail.com
Facebook - Sergio Sullca

No hay comentarios:

Publicar un comentario