viernes, 7 de octubre de 2011

LEGITIMIDAD Y CONFIANZA: DOS PALABRAS


Birregionalidad significaría para el Presidente Ollanta Humala lo siguiente: respetar el fallo del Tribunal Constitucional, volver el proyecto a foja cero, eliminar para siempre el nombre Majes Siguas II sustituyéndolo por otro, desactivar la Autoridad Autónoma de Majes (AUTODEMA ) para dar paso a una entidad integrada por las dos regiones. Significaría también el uso compartido del agua que se almacene en la represa de angostura, que las centrales hidroeléctricas ya no generen 600 u 800 megavatios sino 500 y la transferencia de 200 millones de dólares para la ejecución de proyectos de desarrollo agropecuario y de abastecimiento de agua potable en Espinar.

Son los propios protagonistas de esta historia, Salomón Lerner, Juan Manuel Guillén y Jorge Acurio los que indistintamente, directa o indirectamente, dieron a conocer estas posibilidades que luego, se difundieron estrepitosamente en los medios de Cusco y Arequipa. 

De ser ciertas estas versiones, significaría que los presidentes de Perú, Cusco y Arequipa ya conocen el contenido de la sentencia del Tribunal, una sentencia tan amplia que posibilitaría la negociación política. A ello hay que agregar lo que insinúa Ronald Arenas, un gurú que todo lo sabe, al decir que Majes Siguas II empezaría antes de finalizado el año 2011, prácticamente por antonomasia luego de la sentencia. 

Dentro del desorden y las contradicciones se puede colegir que la sentencia del Tribunal dirá: “hágase los Estudios de Impacto ambiental y de Balance Hídrico Integral pero siga adelante el proyecto Majes Siguas II”

Hasta aquí hay que admitir que todas son puras especulaciones. Por lo mismo, la dirigencia de Espinar comprometió la presencia del Presidente Regional para el día 06 de octubre y aclare el panorama puesto que él había viajado a Lima para conversar con distintas personalidades sobre este asunto.

Jorge Acurio aceptó y en el teatro municipal de Espinar dijo vehementemente que él como Presidente de Cusco puede conversar con el Presidente del Perú o con el de Arequipa pero que de ningún modo puede tener tratos sin el conocimiento de Espinar. “No hay negociados bajo la mesa”, “quién soy para vender un Río”, fueron algunas de sus frases. También dijo que en la capital, exigió el respeto a los cuatro fallos judiciales a favor de Cusco, que se realicen los estudios cuya aprobación, en definitiva, pase por una consulta previa de acuerdo a la reciente Ley.

La respuesta dirigencial fue igual de vehemente: Espinar desconoce el término “birregional” y no respalda ningún acuerdo en el que no participe la sociedad civil y el Municipio, si el fallo del Tribunal sale adverso, inmediatamente se irá a las instancias internacionales. 

En el fondo Gobierno Regional, Municipio y FUDIE estaban de acuerdo y el evento sirvió para disipar las dudas generadas los días anteriores aunque hubieron muchos asistentes que expresaron públicamente su inconformidad con las explicaciones dadas por Jorge Acurio. 

No se abordó la posible propuesta del gobierno central sobre la birregionalidad, si hay cambio de nombre o no, megavatios más megavatios menos, más agua para ti menos para mí, nada. No se abordó el tema obviamente porque no estaba en la agenda y principalmente porque no habían dos condiciones fundamentales para hacerlo: la legitimidad y la confianza.

En cuanto a la legitimidad, la dirigencia fue enfática en decir que cualquier conversación o acuerdo debía darse con presencia de los directos afectados y que las autoridades no podían actuar inconsultamente, algo que Jorge Acurio asintió. Las conversaciones del Presidente Regional en Lima, la profusa información propalada en los medios y principalmente la incomunicación de éste con los representantes de Espinar, había generado un vacío que le quitaba todo respaldo social para tomar cualquier decisión. Una lección aprendida que seguramente le servirá al Presidente Regional en sus próximos pasos.

Y en cuanto a la confianza, esto es algo más sensible. Espinar es un Pueblo que no confía. En las reuniones dirigenciales, sindicales, sociales, etc. es común escuchar que en la mesa de diálogo que se formó en el 2010 por solucionar el problema, fueron traicionados por Hugo Gonzales Sayán, entonces Presidente Regional y por Jorge Villasante, entonces Ministro de García. Mientras se ponía a Espinar en la mecedora, la DIROES preparaba una incursión que concluyó el 15 de septiembre con la muerte de Leoncio Fernández Pacheco cuya muerte sigue impune hasta ahora. ¿Cómo pedirle a un Pueblo que confíe si hay heridas frescas que no cierran?

Aunque las dos condiciones antes mencionadas se encuentren exclusivamente en el campo de la subjetividad deben ser tomadas en cuenta por los gobernantes si quieren que sus decisiones eviten un conflicto y lleguen a un buen puerto. Esteban Ccapa, Vicepresidente de la AUPE implícitamente reclamaba estas dos condiciones así: “Señor Presidente, nunca debemos olvidar el compromiso que asumimos en enero, en nuestra plaza de armas de defender nuestros recursos naturales”.

1 comentario:

  1. Buena Sullkita, sudando la casaquilla por espinar y el medio ambiente..

    ResponderEliminar