sábado, 3 de septiembre de 2011

EL CONGRESO DE REFORMULACIÓN DEL CONVENIO MARCO

Y se desarrolló el Congreso. Contra viento y marea, a palos, con toda la ira de Xstrata a cuestas, se realizó el Congreso y ya nada se puede decir, o mejor dicho, se puede decir todo menos que fue un fracaso. Ahí está con toda su potencia.

Estuvieron presentes, 50 de 72 comunidades Campesinas, 45 de 58 barrios y pueblos jóvenes de Yauri, 78 Organizaciones Sociales, entre ellas el poderoso Sindicato del Mercado Central, dos acaldes distritales y tres centros poblados. Fueron 232 delegados plenos y 168 Delgados fraternos, en total 526 participantes.

Por si fuera poco, se contó con la presencia del mismísimo alcalde de la vecina Chumbivilcas, Florentino Layme, quién fijo una reunión para el día 12 de septiembre en Santo Tomás para formar el corredor económico y ecológico junto con Cotabambas; estuvo acompañado por dos regidores del distrito de Llusco y la Presidente del Frente de Defensa de los Intereses de Chumbivilcas, Victoria Quispesivana. Estuvo una delegación de dirigentes del distrito de Challahuacho provincia de Cotabambas, del distrito de Ajunay provincia de Carabaya Región Puno. Los padrones de asistencia darán testimonio en su momento cuando Xstrata quiera insistir en un supuesto fracaso.

Finalmente para que no quede la menor duda de que éste es un evento social e institucional, estuvieron el Ing. Merciano Bacilio de la Dirección Regional de Energía y Minas, el economista Roberto Acurio de la UNSAAC y los Congresistas de la República: Julia Tevez, Rubén Ccoa y Agustín Molina.

El cariz del Congreso, conforme al reglamento planteado y los acuerdos previos, fue ambiental, incluso el lema fue “PROTEGIENDO LA VIDA Y EL MEDIO AMBIENTE”. Aprobado el reglamento y cantado el Himno Nacional, se presentaron imágenes sobre los efectos ambientales de la actividad minera en Espinar que fueron complementadas por los testimonios desgarradores de las víctimas de Xstrata ante un público que sólo confirmaba lo que ya se sabía.

Se conformaron ocho comisiones de trabajo para analizar las veintiuna cláusulas del Convenio y sacar las conclusiones así como los acuerdos. Estas comisiones trabajaron la tarde del día 26 y la mañana del día 27 hasta llegar a la plenaria que se prolongó hasta las cuatro de la tarde en que terminó el Congreso con un ¡Viva espinar!.

En total fueron nueve conclusiones y seis acuerdos de los cuales resalta que en el Convenio Marco debe insertarse un párrafo donde diga que el agua es un “derecho humano irrenunciable” y que “NO OCURRA NUNCA” un daño ecológico producto de la actividad minera.

También es relevante que se haya dicho que lo primero es el cumplimiento pleno del Convenio en las cláusulas referidas a la generación de capacidades, empleo y oportunidades; que la administración de los fondos sea democrática y no esté supeditado a los objetivos políticos y cosméticos de Xstrata. Por supuesto el tema económico no podía faltar aunque estuviere en un tercer plano, se concluyó que el 3% de las utilidades de Xstrata no era suficiente para la provincia y que éste debía incrementarse a un 30% previo a una evaluación técnica.

Lamentablemente de toda la riqueza del Congreso, de los testimonios y las imágenes que dieron cuenta de la contaminación ambiental, de los debates grupales y la plenaria; los medios regionales y nacionales, resaltaron lo último, el porcentaje, dejando a un lado lo central. Las noticias de los principales periódicos en Cusco le dieron amplia cobertura a ese tema los días siguientes.

Terminado el Congreso, dejó una larga secuela de reacciones que se difundieron a través de las potentes emisoras de radio: opiniones matizadas de verdades y mentiras, respuestas furibundas de la misma prensa local que vive de Xstrata, percepciones favorables y desfavorables de la ciudadanía espinarense, definiciones políticas, aclaraciones respecto a las posiciones que toman personalidades e instituciones de la Provincia.

Por ejemplo, se insistió en que el Congreso era una cortina de humo para esconder la incapacidad de gasto la Municipalidad de Espinar, que sólo habían asistido “unos cuantos”, apareció una revista en Coporaque dedicada a difamar al Alcalde, funcionarios y dirigentes. Con toda tristeza, lo que se escuchó los días siguientes no fue un debate alturado sino un lance de insultos contra los organizadores.

Finalmente, Xstrata para contener mediáticamente los efectos del Congreso, decidió festejar el octavo aniversario de la firma del Convenio Marco e hizo lo que mejor sabe hacer: manipular y chantajear. El aniversario es el día tres de septiembre pero la minera programó todo para el día dos. Obligó a algunas Comunidades a asistir diciendo que en el estadio Leoncio Prado se efectivizarían los compromisos proveniente de los aportes del Convenio. Las denuncias sobre los chantajes se hicieron escuchar en radio Laramani el día 01 de septiembre por la noche: “si no vienes no hay apoyo, así de fácil”

Los siete años anteriores, la empresa no había tenido dificultades para “festejar” sino que ahora, cinco de los ocho miembros del Comité de Gestión del Convenio Marco, estaban en desacuerdo pero ello no le importó y continuó con esta actividad. Es de resaltar además que este festejo no lo hace con su plata sino con la del Convenio Marco que es plata del Pueblo de Espinar. A la ruptura del diálogo Xstrata agregaba su prepotencia y rompía una vez más la institucionalidad del Convenio.

Como respuesta, dirigencia y municipio, realizaron un acto cívico en su histórica y antigua plaza, no celebrando, sino exigiendo el cumplimiento del Convenio Marco. Conforme evoluciona la situación, los efectos del Congreso terminarán en una mesa de diálogo o desencadenando un nuevo conflicto cuyo único responsable será Xstrata.

Sergio Sullca 02/09/11 http://sullcainlove.blogspot.com 

No hay comentarios:

Publicar un comentario