jueves, 11 de agosto de 2011

LAS CHICAS DE FUERABAMBA ESTÁN DE MODA EN CHALLHUAHUACHO

Por Sergio Sullca Condori

CADEP JMA

Ha trascendido en los últimos meses que en Challhuahuacho, los días de feria que son los sábados, los jóvenes comuneros de este distrito, vienen muy bien ataviados, con esos ojos pícaros, la esperanza a cuestas, la sonrisa bien ensayada y un solo objetivo: conquistar el corazón de una fuerabambina. 

Para un foráneo, es todo un honor ver a estos muchachotes vestidos, no obstante el paso de los siglos y las inclemencias del mercado, con sus bellísimos trajes de bayeta en su expresión originaria, con una chaqueta negra adornada con botones multicolor y sus pantalones blancos que caracterizan a los solteros, porque de acuerdo a la usanza los casados se visten todo de negro, una camisa blanca apretada en la cintura por un chumpi también multicolor, sus ojotas bien puestas y el sombrero blanco hecho de lana de oveja y adornado con flores y cintas, también, de vistosos colores. Al verlos uno puede creer que, efectivamente, vinieron a Challhuahuacho para iniciar un romance que podría solucionarles la vida.

Todos los carnavales tiene lugar el ritual del Ticapallana en la llanura del mismo nombre que queda a cuatro horas del Centro Poblado de Tambobamba, capital de la provincia de Cotabambas, donde las parejas jóvenes tienen costumbre de iniciar un romance con rituales antiguos como por ejemplo el rapto de la futura novia. A este encuentro suelen ir los jóvenes solteros de los lugares más lejanos de la provincia en sus más llamativos caballos a probar suerte. Este año entre las chicas más buscadas y enamoradas estuvieron las fuerabambinas.

Casualidad? No. Lo que pasa es que, de acuerdo al mito popular, la Comunidad de Fuerabamba recibirá cientos de miles de dólares de Xstrata Cooper, que cada familia será reubicada a un lugar más fértil, recibirá casas, ganado mejorado y todos serán capacitados para trabajar en la mina, serán ricos, y cómo toda esa plata será sólo para Fuerabamba y nada para las otras Comunidades, lo mejor es asegurarse. ¿Cómo?, doblegando el alma de una Fuerabambina. Esta historia machista que ya forma parte del riquísimo acervo cotabambino no es sino, una lectura popular del actual contexto que se vive en Cotabambas producto de la todo poderosa entrada de Xstrata en la provincia apurimeña.

Desde su ingreso a Cotabambas, Xstrata generó expectativas en sus seis distritos y sus casi cien Comunidades Campesinas que de acuerdo a los resultados, no tiene la intención de cumplir. Su omnipresencia se ha convertido más que en un ente constructor de provincia, en un ente disociador que empuja a las Comunidades Campesinas de su entorno a tomar una opción propia y a los muchachos y muchachas cotabambinas a buscar una solución individual a su pobreza.

Todo empezó en agosto del 2004, cuando el entonces Presidente del Perú, Alejandro Toledo, mostraba al mundo un gran cheque de cuarenticinco millones de dólares que serían entregados a la Región Apurímac por Xstrata para la implementación de proyectos de desarrollo mientras tuviera lugar el proceso de exploración. En un principio fue administrado por el llamado FIDEICOMISO a cuya dirección se encontraba PRO INVERSIÓN que más adelante se convirtió en el FOSBAM. La pomposa ceremonia en la que simbólicamente se entregó ese gran cheque, fue en la Comunidad Campesina que se encuentra en la superficie de una inimaginable beta de cobre: Fuerabamba. El mensaje a la ciudadanía era que la minería traería por fin el soñado desarrollo a esta Comunidad para salir de la pobreza y junto con ella, a las Comunidades del distrito de Challhuahuacho y la provincia de Cotabambas.

Es en el 2004 que la empresa empieza un largo proceso de ablandamiento en la Comunidad de Fuerabamba, el distrito de Challhuahuacho y la provincia de Cotabambas, y que a principios del 2010 parece tener sus resultados. Fuerabamba será reubicada aún no se sabe a dónde, se especula que a la Comunidad de Yavi Yavi en el distrito de Colquemarca de la provincia de Chumbivilcas o la Comunidad Campesina de Choaquere del mismo Challhuahuacho. Hasta febrero del 2010 la empresa se encargó de convencerla y al parecer lo logró. La forma como lo hizo Xstrata, el tiempo que invirtió, sus estrategias y todo lo que, cultural y socialmente, significará la desaparición de Fuerabamba son materia de un estudio a parte, por ahora interesa saber que todo este trabajo de convencimiento fue de espaldas a Challhuahuacho y Cotabambas y en el absoluto secreto.

Los jóvenes cotabambinos, al igual que la provincia no conocen el monto y las condiciones en que se desarrollará la reubicación de Fuerabamba lo que genera fundadas especulaciones respecto de la cantidad de dinero que recibirá esta Comunidad, unos dicen que cada familia recibirá doscientos cincuenta mil dólares, otros trescientos mil e incluso las voces más atrevidas dicen, medio millón. La verdad es que el desarraigo y el ponerle fin a la historia de una Comunidad no tiene precio alguno pero para Xstrata Cooper y el entorno social, sí.

Con el pasar de los meses la gente se dio cuenta que Xstrata tomaría interés sólo por la Comunidad de Fuerabamba porque ese territorio sería su centro de operaciones en el futuro, su directa zona de influencia como sus mismos trabajadores afirman; por esta razón, los cotabambinos de modo individual, así como las Comunidades y organizaciones sociales de modo particular, diseñaron su propia estrategia para obtener algún beneficio de la empresa. Así, los jóvenes optaron por conseguir una oportunidad de empleo a como dé lugar dentro de la empresa o a formar parte de alguno de sus programas de responsabilidad social (a decir de Xstrata) y las Comunidades optaron, cada una, por pedirle algo a la empresa y las organizaciones sociales, también. Por ejemplo la Federación de Mujeres pidió apoyo a Xstrata para la organización de su congreso el 08 de marzo del 2010 por el día de la mujer y la empresa en su inmensa generosidad aceptó, claro está, con la condición de de que le permitieran utilizar una hora para explicar las bondades de su proyecto minero. Es de imaginar que tanta generosidad no puede ser gratuita y que por más plata que haya, tiene sus límites.

Por si a algún desadaptado se le ocurriera tomar una opción diferente, tal vez colectiva y política, no se podía dejar las cosas a la suerte. Dentro de todo el andamiaje era necesaria una estrategia de masas y la forma más fácil de hacerlo en Cotabambas es copando los medios de comunicación y en la provincia, las emisoras radiales constituyen el medio más importante.

Cada distrito tiene por lo menos una emisora y es asfixiante y enojoso escuchar los spots publicitarios que Xstrata diseñó para acallar las opiniones colectivas. Tiene dos spots, uno en el formato de una melodía folclórica de la provincia que dura un minuto promocionando el FOSBAM y otra, más elaborada, dirigida a un público más racional que emotivo, que dura un minuto treinta segundos promocionando las bondades del proyecto minero las BAMBAS. Ambos fueron transmitidos en el mes de febrero de 2010, tres veces por hora y en abril del mismo año, dos veces por hora, todo el día en emisoras como Doble A del distrito de Haquira, Honda Liwi de Tambobamba y Mallmanya de Challhuahuacho. Esta asfixiante propaganda que forma parte de una burda estrategia psicosocial fue implementada en la provincia sin que existiera control alguno del Estado con el propósito de evitar la emergencia de alguna voz disidente. Durante los meses de enero, febrero, marzo y abril de 2010, así como en meses anteriores, la actividad minera dominó el escenario provincial de tal modo que pareciera que todas las voces informan al unísono sobre las actividades de Xstrata.

La Federación Provincial Campesina sería la organización llamada a aglutinar a las Comunidades Campesinas para que éstas pudieran tener una relación simétrica y equitativa con la empresa, pero no lo es. La Federación a traviesa, de momento, una profunda crisis organizacional, la otrora defensora de los derechos del campesino sobre la tierra hoy es sólo un fantoche; no reúne a las federaciones distritales y mucho menos a alguna Comunidad y su dirigente máximo, Valentín Rata, está ya ocho años en el cargo de Presidente sin que haya una renovación dirigencial que oxigene a la organización. Pero por si hubiera alguna duda sobre el poder que tienen los dirigentes campesinos en Cotabambas, Xstrata se encargó de anularlos, uno por uno, implementando el proyecto Chaninchasun que se encargaba de organizar concursos productivos entre las Comunidades so pretexto de proteger la seguridad alimentaria, por ejemplo concursos para escoger el mejor pastizal de la provincia. Como es sabido, Xstrata paga muy bien a sus empleados y ¿quiénes fueron los trabajadores de Chaninchasun? pues nada más y nada menos que los mismos dirigentes provinciales y distritales, entre ellos, el más férreo opositor Valentín Rata, él viene a ser un ejemplo emblemático de esta realidad y como él, muchos cayeron en la tentación del pago. En una situación de pobreza es humano aceptar una propuesta de trabajo más si se tiene familia, la empresa lo sabe y utiliza esa debilidad para generar la desconfianza de la población en la clase dirigencial con su consecuente deslegitimación ante la población.

Con los medios copados, y la Federación neutralizadas, Xstrata tuvo el camino abierto para implementar su proyecto minero y dedicarse solamente a resolver los pedidos particulares de ésta o aquella Comunidad, ésta o aquella organización y ellas mismas empezaron a competir entre sí para lograr un objetivo específico como el financiamiento de algún aniversario o algún equipo de fútbol, hicieron algo parecido a lo que hacen los jóvenes pretendientes de las chicas fuerabambinas, buscar una solución inmediata a algún problema igualmente inmediato.

Xstrata logró su objetivo y puede sentirse satisfecha. Fue impresionante ver como el 17 de marzo, en el “Foro de Comunidades, Minería y Desarrollo Sostenible en las Bambas”, una mujer con un tono bastante seguro y hasta agresivo dijo a propósito del cambio climático: Nosotros contaminamos y la empresa nos ayuda a que no contaminemos, nos capacita para que no contaminemos, le da empleo a nuestros hijos, los está capacitando para trabajar, trae desarrollo... Xstrata terminó por convencer a la gente de que todos contaminan y no sólo eso, también obtuvo la defensa de una comunera y como ella seguramente de muchos otros, a costa del cercenamiento inescrupuloso de derechos ciudadanos tan importantes en un sistema democrático como son la opinión y la expresión.

A lo largo del 2009 Xstrata Cooper utilizó esta estrategia de ablandamiento preparando el terreno para la próxima presentación de su Estudio de Impacto Ambiental en el mes de mayo del 2010 y logró su objetivo al punto de hacer que las chicas de Fuerabamba se pusieran de moda en Challhuahuacho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario