miércoles, 17 de agosto de 2011

LA BIRREGIONALIDAD: ¿PRIMERO TE QUITO EL AGUA, LUEGO VEMOS…?

Sergio Sullca 17/08/11 ( http://sullcainlove.blogspot.com/)

“Osea, te quito el agua y luego vemos como te repongo”. El Ing. Óscar Lovón, Director de la Agencia Agraria Cusco con sede en Espinar resumía así, con palabras sencillas, el proyecto Majes Siguas II. Y tenía toda la razón en una de las tantas reuniones del equipo técnico legal de Cusco cuando ilustraba -con el sólo sentido común- la propuesta del Gobierno Regional de Arequipa.


Una de las características de este proyecto es la visión excluyente del aprovechamiento del recurso hídrico. Al margen de sus antecedentes históricos, el actual proyecto fue concebido por obra y gracia de los técnicos de pro inversión con la visión del presidente Juan Manuel guillén, su asesor Carlos Leyton, el gerente de la Autoridad Autónoma de Majes, Ronald Arenas, entre tantos otros. Ellos, al formular el trasvase del Río Apurímac, no tomaron en cuenta dos pequeños detalles: uno, la cuenca del Apurímac y dos, que en esta cuenca había un Pueblo algunos kilómetros más debajo de Angostura, Espinar.


Como se dijo en un artículo anterior, se dieron cuenta de estos detalles, después de la resolución 85 de la Sala Mixta de Canchis que ordenó realizar un Estudio de Impacto Ambiental y un Estudio de Balance Hídrico Integral. Sólo entonces apareció la idea del afianzamiento hídrico. Si Espinar no hubiera judicializado el tema, Majes Siguas II se hacía a raja tabla, al puro estilo del caballo loco.


¿Cuánto tiempo ya tiene este problema, tres, cuatro años, más?, ¿cuándo y cómo terminará?, estas preguntas siguen atormentando. En un intento por responderlas, el pasado 14 de agosto, el Presidente de la República, en los festejos por el aniversario de Arequipa, anunció que el problema sería resuelto de dos meses y que Majes se convertiría en un proyecto birregional, juntitos Cusco y Arequipa.


La birregionalidad, no es una palabra nueva en realidad. Fue abanderada por Hugo Gonzales Sayán ex Presidente de la Región Cusco, pero con la visión del Gobierno Regional de Arequipa, es decir, “primero hacemos la represa de Angostura y luego te afianzo.” Terminó muy mal Hugo Gonzales utilizando la palabra, es más, terminó estigmatizándola.


Ahora que la palabra fue re editada por el mismísimo Presidente de la República se re editan también las preguntas: ¿qué es birregional?. Ronald Arenas, al ser entrevistado en el noticiero matutino de Perú TV el día 16 de agosto, no sabía lo que había querido decir Ollanta. Óscar Mollohuanca, Alcalde de Espinar, daba a conocer en distintos medios de prensa que no conocía la propuesta del Presidente y que esperaría a conocerla. Dionicio Caccyavilca, Presidente de la Federación Campesina de Espinar, decía lo mismo.


No se sabe en Cusco ni Arequipa si la birregionalidad de Ollanta se refiere a la gestión conjunta del proyecto, al disfrute “tas con tas” de los beneficios del proyecto o a las dos cosas a la vez. O quizá signifique que cincuenta por ciento de las aguas del Apurímac sean para Arequipa y cincuenta por ciento para Cusco, pero si fuera así Majes sencillamente no entraría en funcionamiento nunca porque requiere mucho más que el cincuenta por ciento de las aguas del Apurímac, por lo cual, Guillén no lo aceptaría.


Sólo el Presidente Humala sabe ahora en qué consiste la birregionalidad. Lo único cierto en este momento es que no existe ningún expediente que la sustente. Por lo pronto en Espinar se tiene la opinión técnica de Roberto Durand, Decano del Colegio de Ingenieros de Cusco, quien dijo tajantemente el mismo día 14 de agosto: “para que Majes Siguas II sea birregional tiene que empezar de foja cero” es decir replantear todo con la participación de Cusco, algo que Guillén tampoco aceptaría, el costo político sería muy alto para él.


Entonces ¿qué es la birregionalidad?, ¿dónde está escrito?, ¿dónde está el expediente técnico?, ¿a qué se refiere el Presidente Humala?, ¿porqué de pronto perdió la serenidad?. Difícil saberlo en estos momentos.


Pero eso no es todo, el Presidente sabe que el caso está judicializado, hay una sentencia que espera en el Tribunal Constitucional y sea cual fuere la idea de Ollanta no podrá poner a un ladito esa sentencia, salvo que haya una coordinación con el Tribunal, lo cual como aben los juristas es inaceptable, aunque, quién sabe…


Como fuere, sólo una cosa es segura en este momento: si la birregionalidad significa, “primero te quito el agua y luego vemos…” no hay nada que discutir, el Diario el Cusco tiene siempre un titular acorde con el temperamento de Espinar, no habrá acuerdo alguno; pero si la birregionalidad significa, “primero te garantizo el agua y luego vemos…” podría iniciarse un gran proceso de diálogo en el Sur, aunque no le guste a Guillén. ¿A cuál de estas posibilidades se referirá Ollanta?. Lo dirá el día que pise por primera vez Espinar, ya no como candidato sino como Presidente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario